¿Qué es un diamante creado en laboratorio?

Un diamante entre trozos de carbón.

Los diamantes creados en laboratorio, también conocidos como diamantes sintéticos, son los que no son creados por la madre naturaleza. Se fabrican dentro de un laboratorio, donde los científicos intentan replicar las condiciones que ocurren en la naturaleza y provocan la creación de un diamante.

Real vs. Diamantes sintéticos

No se deje engañar por la naturaleza “sintética” de estos diamantes. Son absolutamente reales, en un sentido en el que tienen las mismas propiedades de los diamantes creados en la naturaleza. Sus características químicas y ópticas son idénticas a las reales. Todos los diamantes se clasifican dentro de las escalas GIA o AGS, lo que nos dice qué tan puro es el diamante o cuántas inclusiones afectan su claridad.

Entonces, para decirlo como está, los diamantes creados en laboratorio no son falsos. La única diferencia entre los diamantes de laboratorio y los reales está en la forma en que están hechos. Dentro de un laboratorio, los científicos pueden manipular cada paso del camino, y una de las diferencias más significativas es la rapidez con la que pueden hacer un diamante, en comparación con los procesos que ocurren en el mundo natural. Para poner las cosas en perspectiva, se necesitarán entre 1 y 3 mil millones de años para que se cree un diamante de forma natural. Por otro lado, para crear un diamante que tenga aproximadamente el mismo tamaño que el que tardó mil millones de años en formarse en la naturaleza, los científicos pueden hacerlo en solo 10 a 12 semanas.

Procedimientos de laboratorio para la creación de diamantes

El procedimiento para crear un diamante dentro de un laboratorio es altamente controlado, donde no podría aplicarse lo mismo a la naturaleza, donde las cosas dependen de cambios geológicos, como los picos repentinos en el cambio de presión y las fluctuaciones de temperatura.

Diamante natural enclavado en kimberlita. Diamante natural enclavado en kimberlita.

Dentro de un laboratorio, los diamantes sintéticos se fabrican mediante uno de dos métodos: HPHT y CVD. HPHT significa alta presión y alta temperatura, mientras que CVD significa deposición de vapor químico. HPHT es un método que es el más económico. En pocas palabras, los diamantes sintéticos se crean en un proceso en el que se utilizan grandes prensas para crear inmensas cantidades de presión. Esta presión sube a 5 GPa (presión manométrica) y las temperaturas suben a 1500 ° C / 2732 ° F. En el procedimiento CVD, los átomos de carbono se transforman con la ayuda de plasma de carbono.

Métodos alternativos para la creación de diamantes en laboratorio

Hay dos métodos más, pero no se utilizan ampliamente o no se utilizan con fines comerciales. Uno de ellos se llama síntesis de detonación, un proceso en el que los diamantes de tamaño nanométrico nacen cuando un explosivo que contiene carbono detona. Finalmente, los científicos pueden producir diamantes de laboratorio utilizando potentes ultrasonidos. Sin embargo, este método de sonicación no es viable debido a los altos costos del equipo.

Una cosa interesante es que los diamantes sintéticos son mucho más baratos que sus primos naturales. Los diamantes de laboratorio cuestan alrededor de un 30% menos que los reales y, sin embargo, su belleza y características son absolutamente las mismas. Lo único es que no les llevó miles de millones de años crear, que es el principal atractivo de los diamantes reales.

Related Posts